Publicado por: 0

El Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, acompañado del resto de la Corporación Municipal y de representantes de distintos colectivos sociales y vecinales, ha inaugurado hoy la Calle Clara Campoamor Kalea, en Zorrotza. Se trata de un vial de medio kilómetro de longitud que conecta la Estrada Abaro, en el centro del barrio, con la zona industrial y portuaria de Punta Zorrotza, y cuya denominación anterior –Calle Hermógenes Rojo– ha sido sustituida en cumplimiento de la Ley 52/2017 de Memoria Histórica.

El Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha destacado “la importancia de las últimas incorporaciones de nombres femeninos de calles, que contribuyen a paliar la exigua presencia de la mujer en el callejero de la ciudad”. De hecho, un tercio de los 22 nombres femeninos –seis, en concreto– con que cuenta en este momento el callejero de Bilbao ha sido incorporado por el Equipo de Gobierno actual.

“Sin duda alguna, el callejero municipal de esta Villa de Bilbao, que se ha jactado siempre de ciudad liberal y abierta al mundo, ha permanecido históricamente bastante cerrado para las mujeres. Por todo ello, Bilbao tiene una importante deuda moral con las mujeres, y muy especialmente, con algunos de los grandes nombres propios del movimiento feminista, entre los que brilla con luz propia el de Clara Campoamor, histórica sufragista adelantada a su tiempo, que llevó a cabo una labor inmensa a favor de la igualdad entre hombres y mujeres”, ha añadido el Alcalde.

PIONERA FEMINISTA VINCULADA A BILBAO Y A EUSKADI

Clara Campoamor (Madrid, 1888-Lausana, 1972), ferviente defensora del derecho al voto de las mujeres, se convirtió en septiembre de 1931 en la primera diputada del Parlamento español.

Fuertemente vinculada al País Vasco, y más concretamente a Donostia-San Sebastián, donde trabajó como telegrafista en su juventud y como abogada al proclamarse la República, Clara Campoamor ofreció el 5 de diciembre de 1931 una histórica conferencia sobre “Constitución y voto femenino” en el desaparecido salón “La Terraza” de la Plaza Zabalburu.

Aquella multitudinaria conferencia se convirtió en el embrión de la delegación bilbaina de la Unión Femenina Republicana, una de las agrupaciones más activas del colectivo creado por Campoamor, que se fundó bajo los auspicios de la Sociedad El Sitio, en la actual Biblioteca de Bidebarrieta.

Clara Campoamor fue una mujer adelantada a su tiempo, que a pesar de lograr el derecho al voto de las mujeres, fue completamente marginada de la actividad política por sus antiguos correligionarios. Al estallar la Guerra Civil tuvo que exiliarse, primero a Argentina y luego a Suiza, donde falleció hace casi 45 años.

90 VIVIENDAS AFECTADAS

Este cambio de denominación fue aprobado mediante una resolución de Alcaldía el pasado día 20 de diciembre –junto a las nuevas denominaciones de la Calle Benita Asas, en San Ignacio, y Muelle Sirgueras, en Olabeaga, esta última inaugurada el lunes–, pero no se ha hecho efectivo hasta el actual mes de febrero, con el objetivo de que todas las personas afectadas (vecindario, comercio, hostelería…) fueran convenientemente informadas sobre las implicaciones administrativas de dicha modificación.

En concreto, la Calle Clara Campoamor tiene ocho números adjudicados, de los cuales cuatro corresponden a edificios, con un total de 90 viviendas y 203 habitantes, así como diez locales comerciales y dos hostales. Los otros cuatro números corresponden al Polideportivo y Oficina Administrativa Municipal, al campo de fútbol, el edificio de Ambulancias Bizkaia y a un solar sin edificar.

PROCESO ABIERTO A LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA

La renovación y actualización de los nombres de las calles de Bilbao para dar cumplimiento a la ley de Memoria Histórica, es uno de los compromisos adquiridos en la presente legislatura por el equipo de gobierno del Alcalde Juan Mari Aburto. Un proceso que, además de dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica, ha permitido abrir la puerta a la participación de la ciudadanía mediante la aportación de nuevos nombres de calles. En el proceso participativo puesto en marcha por el Ayuntamiento, la ciudadanía aportó más de 600 propuestas con nuevas designaciones de vías y plazas.

Los cambios en las denominaciones de calles se han llevado a cabo en dos fases, siguiendo las recomendaciones de un informe de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU). La primera –ya finalizada en fabrero del año pasado– incluyó dos cambios: el Puente Príncipes de España, que pasó a denominarse Puente de La Salve, y la calle Remigio Vilariño (en Begoña), cuya denominación actual es Calle Julita Berrojalbiz.

Al cambio de denominación por cumplimiento legal, hay que añadir además la incorporación al callejero bilbaíno de otras dos nuevas denominaciones, en este último caso atendiendo peticiones vecinales. Se trata de la Plazuela Yolanda González Plazatxoa, inaugurada en febrero de 2016 en recuerdo de la estudiante asesinada en Madrid en 1980, y del Jardín Alazne López Etxebarria Lorategia, nombre dado en mayo del año pasado a una plaza en Zorrotza, en recuerdo a la joven bailarina de proyección internacional, fallecida de forma súbita en Alemania.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *